Organizando el recibidor

A la hora de organizar nuestro recibidor tenemos que tener en cuenta los siguientes factores:
- Que tánto espacio tenemos
- Qué tipo de soluciones queremos: permanentes o pasajeras
- Nuestro presupuesto
- Nuestra personalidad: queremos mostrar las chaquetas y zapatos, o preferimos esconderlos y mantenerlos alejados de la vista, lo mismo con decoraciones o cuadros: si deseamos decoraciones en la entrada o recibidor, o si podemos prescindir de ellos.






































Por ejemplo este era mi departamento el año pasado. En especial me gustaba este recibidor porque tenía la oportunidad de esconder todas las chaquetas, botas, mochilas, sombrillas, bufandas, y hasta las sobrecamas y cobijas en ese pequeño clóset, que tenía mil cosas adentro. El problema era en las mañanas estar abriendo y cerrando el closet, era un poco molesto. También teniendo niños pequeños, esta es una de las pocas veces que el espejo estaba limpio! Pero el mundo del diseño es igual que el mundo real, todo tiene su ventaja y desventaja. Un armario o closet conviene muy bien si:
-tenemos dinero para comprar uno o contamos con uno de antes.
-nos gusta mantener las cosas escondidas.
-tenemos el espacio para ponerlo.







































Por otro lado, si no tenemos ni el presupuesto ni el espacio para poner un clóset, o si vivimos en casa de renta, pues esta idea es fabulosa, simplemente ponemos unas sillas o un banco en la entrada, y un colgador mono. La desventaja es que si tenemos muchas chaquetas o si es una familia grande, pues la entrada estará llena de chaquetas y zapatos y algunos lo pueden percibir como desordenado. Una forma de contrarestar esto es poniendo la ropa colgada en orden y los zapatos alinearlos en orden. Good luck with that! 







































Así es como está en mi casa actualmente, esta fotito la tomé de mi propio recibidor, que como no tengo dinero para un closet grande y ni quiero comprar un clóset grande para casa de renta, pues mejor compré este pequeño colgador y lo puse en la entrada. Esta es una área que tiene mucho tráfico asi que siempre tengo que estar aspirando y colgando los abrigos de manera ordenada. Esta solución cae muy bien para esas personalidades OCD (order compulsive disorder) o sea, que cada vez que ponen las chaquetas en orden, experimentan una pequeña dosis de placer.






































Si por el contrario, es verano o vivimos en ciudades en las cuales los abrigos son artículos exóticos que solamente se ven en las revistas o películas extranjeras, se puede decorar la entrada con tapetes o textiles y una pequeña repisa para colocar las llaves y la bolsa, y aventar las sandalias por ahí. Que envidia vivir en un lugar así.







































También es siempre buena idea tener un espejo en la entrada o recibidor, ya que nos podemos checar si no traemos el cabello desordenado o un perejil en los dientes antes de salir a saludar al mundo. Aparte hace que el espacio se vea más grande.







































Un banquito para sentarnos a ponernos los zapatos o ayudar a los niños a vestirse siempre es muy buena idea tener.






































Aquí tenemos otro recibidor con una repisa muy práctica. Y el espejo pequeño.



Fotos: Yours truly, finn.no, Pinterest, Chy Parker. 

Comentarios

  1. Unas ideas muy inspiradoras. ;)
    ¡Gracias por compartir!
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares