Historia del diseño: Harry Bertoia

Este año 2015 se celebró el centenario del nacimiento de Harry Bertoia, un artista vanguardista e innovador que pasó a la historia tanto del arte como del diseño, gracias a la belleza y calidad de sus obras.


silla bird, silla diamond, Arieto Bertoia






































La famosa firma de muebles Knoll sigue fabricando las sillas Bird y Diamond, que probablemente son los trabajos más conocidos del artista en cuanto a muebles se refiere.

Me puse a averiguar la historia de este hombre y me pareció fascinante: Resulta que Arieto Bertoia nació en Italia, en 1915, y muy rápidamente mostró sus habilidades como artista. Tenía una hermanita que murió a los 18 meses de edad,  y Arieto la uso como motivo de una de sus primeras pinturas.

Un hermano de Arieto se fué a los Estados Unidos, y Arieto lo siguió a la edad de 15 años. A su entrada a Detroit, la gente lo llamaba Ari, como diminutivo de su nombre, y eso se evolucionó a Arri, y al último terminó en  Harry. En Detroit comenzó a estudiar artes en un colegio público, y ya después consiguió becas para estudiar en colegios más renombrados.

No sé si en los tiempos de antaño era más fácil conocer a la gente importante o si simplemente en el apuro de contar la historia se nos cortan los detalles, pero el caso es que Harry se fué a estudiar al prestigiado colegio de Cranbrook y ahí terminó conociendo a Walter Gropius, (uno de los fundadores del movimiento Bauhaus) y a los mismísimos señores Eames, a Eeero Saarinen y a Florence Shust. Esta historia me suena así de fantástica e increíble como si de de repente a mí me contactaran de una revista muy prestigiada, algo así como la revista Arquitectura y Diseño, y así de repente me dijeran: Ah, si, mira vimos tu blog y se nos hace que escribes muy bien, y como te interesa el diseño pues vente con nosotros!

En fin, a Bertoia sí le pasó esto en la vida real, viajó desde Italia hasta Estados Unidos para codearse con los buenos, y para acabarla de "fregar" la hija del director del Instituto de Artes de Detroit, Brigitta Valentiner, se enamoró de Harry y lo anduvo cortejando. (Quién no se sentiría atraída por un morenazo italiano como problablemente lo era él.. ) el caso es que obviamente terminaron casados en 1943. Después de esto, Harry mandó 100 impresiones al museo Guggenheim, y él pensaba que le iban a devolver todo o que le iban a comprar poquito, pero para su sorpresa le compraron todo!. La encargada de compras adquirió algunas obras para sí y otras para el museo.

También en 1943 se puso a trabajar en un taller para investigar y averiguar acerca de la herrería y la ergonomía, que por esos entonces todavia no se habia hecho ninguna investigación sobre ello, y ayudó a Charles Eames a crear partes para los aviones durante este periodo de la guerra mundial, pero Eames no le dió el crédito suficiente así que Bertoia se fué a trabajar a otro lado.

Hans y Florence Knoll invitaron a Bertoia y su familia, que para ese entonces ya eran la mujer y dos hijos, para que se mudaran a Pennsylvania, y le dijeron que hiciera algo muy mono. Le dieron libertad creativa, que hiciera lo que quisiera o le viniera a la mente. Pero ya Bertoia había hecho sillas de metal para los aviones, y los Knoll tenían mueblería, así que Bertoia se puso a diseñar una silla de metal. Hay que recordar que durante esos tiempos, todas las sillas o al menos la gran mayoría eran hechas de madera, en los diseños que hoy conocemos como antiguos. Así que a Bertoia se le ocurre esta serie de sillas después de meses de trabajo. Las sillas se podían (y aún pueden) usarse en exteriores. El diseño era hiper moderno y nunca visto antes. Los Knoll le pagaron tan bien por estos trabajos, que pudo comprarse una casa y un taller de trabajo.

Ya después Bertoia se enfocó más a la parte de escultura y pintura, y se hizo un artista muy reconocido y famoso, cuyo trabajo se expuso en muchos museos de Estados Unidos y Europa.

Pero no se quedó allí, aún siguió en movimiento, y después se puso a explorar la música. Daba conciertos a sus clientes y amigos.

Murió muy joven, en 1978, a la edad de 63 años, víctima del maldito cáncer. Dejó más de 50 mil obras hechas.

Fuentes: Knoll, harrybertoia.org.

Comentarios

  1. Guau, este señor era un adelantado en aquella época, tenía una visión futurista a la hora de crear. La de vueltas que dio su vida, cuánta gente importante de la época conoció, y consiguió que lo reconocieran.
    Además era muy polifacético, todo lo relacionado con el arte le gustaba, y encima se le daba bien, por lo que tuvo una vida muy intensa. Pena que en aquella época no hubiera los adelantos de hoy en día con el cáncer. Podría haber vivido más años, es una pena porque personas que como él eran extraordinarias, se fueron antes de tiempo. Si supiera que sus diseños son lo más en pleno siglo XXI, no daría crédito.
    Interesantisima historia que muchas personas desconocemos, pienso que deberían estar presentes en el momento en que cualquier persona adquiriese una de sus piezas. La gente paga porque el diseño y las formas les gustan, pero dudo que sepan cómo surgieron y vieron la luz.
    Un placer leer este post tan trabajado. Oye, lo de la revista es cierto? porque me has dejado con la duda.
    Bien es cierto que se nota cuando una persona disfruta haciendo algo, el resultado siempre salta a la vista, por lo menos así lo veo.
    Buen domingo, besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias por tus lindas palabras, Beatriz, muchas veces me pregunto si debo seguir con este blog y tus comentarios me dan mucho ánimo e inspiración. Te lo agradezco! Y lo de la revista es puro sueño guajiro.. eso de que lo contacten a uno, supongo sólo pasa en las películas, en este caso también a Bertoia.... pero también se trabaja duro. Será una mezcla de suerte y trabajo arduo. Saludos a ti también!

      Eliminar
    2. Me da mucha pena que alguien que ofrece y trabaja para hacer buenas entradas, tenga tan poca acogida, y más compartiendo en varias comunidades.
      No es el primer caso que conozco, por desgracia. Por eso me alegra saber que un comentario mío te anime. Lástima que no pueda escribirte todo lo que quisiera,pero leo cada una que me encuentro. Siempre me consuela poder compartir, para que otros conozcan blogs interesantes, y a la persona que hay detrás.
      Escribo menos, que es lo que más me cuesta, pero consigo que se paren a leer. Es un poco difícil de explicar y comprender, por lo menos desde aquí que cualquiera pueda leerme.
      Besitos y ánimo!!

      Eliminar
    3. gracias por compartirme y leerme!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares